Las Ciencias Empresariales son estudios dedicados a la economía, enfocados a la investigación y a la gestión de empresas. Los especialistas se preparan para funciones y procesos derivados de la gestión empresarial, la comercialización, administración, producción y financiación. Las titulaciones en Ciencias Empresariales son de ciclo superior de 4 años, o Diplomatura de ciclo medio de 3 años. Los contenidos básicos son Derecho Empresarial, Dirección Comercial, Dirección Financiera, Economía Española y Mundial, Economía Política, Contabilidad de Costes, Contabilidad Financiera, Informática Aplicada a la Gestión de la Empresa, Matemática y Estadística Aplicada a la Empresa, Organización y Administración de Empresas.

Los estudios en Ciencias Empresariales son la base para entender el mundo de las organizaciones en todas sus dimensiones.

Las Ciencias Empresariales se iniciaron durante el sigle XIX en Europa gracias a las escuelas de comercio, donde se formaban, sobretodo, expertos en contabilidad, tecnologías industriales y agrícolas. Así fue hasta la aparición de las escueles universitarias de estudios empresariales que aportaron un enfoque más actualizado, moderno y holístico del mundo de las organizaciones y, con las nuevas regulaciones de los primeros años de la década de los 90 del siglo pasado, se aproximaron más a lo que hoy entendemos por dirección de empresas, pero con un contenido más práctico y adecuado para entender la realidad de las organizaciones privadas, públicas, con ánimo de lucro y sin ánimo de lucro, pequéñas, grandes, etc., en todas las áreas de actividad: dirección general, marketing, finanzas, comercio internacional, nuevas tecnologías, fiscalidad, etc.


NUEVO PLAN DE ESTUDIOS PARA LA DIPLOMATURA DE CIENCIAS EMPRESARIALES

Título homologado de 1r ciclo
Duración 3 años
Total de créditos - 180
Asignaturas troncales y obligatorias

Introducción a la contabilidad
Economia española y mundial
Introducción a la economia
Matemáticas aplicadas a la empresa
Introducción al derecho y derecho mercantil
Introducción a la economia de la empresa
Historia económica mundial

Contabilidad superior
Sociología de la empresa
Fiscalidad de la empresa
Informática de gestión
Dirección de empresa I
Dirección financera I
Matemática financera
Estadística I i II

Dirección de empresa II
Dirección financera II
Contabilidad de costes
Contabilidad de gestión
Derecho laboral
Dirección comercial I i II
Macroeconomía

Asignaturas optativas

Análisis de estados financieros
Auditoría interna y de gestión
Contabilidad medioambiental
Contabilidad pública
Consolidación de estados financieros
Creación de empresas
Derecho industrial y contratos mercantiles
Economía de la empresa aseguradora
Economía de la empresa bancaria
Economía de la organización industrial

Empresa y sociedad
Estrategias de comunicación y imagen empresarial
Fiscalidad internacional
Gestión de la producción
Gestión de la empresa a los mercados financieros
Historia económica de Espanya
Historia de la empresa
Idioma empresarial I i II. Avanzado
Idioma empresarial I i II. Introducción

Investigación operativa
Metodología y técnicas de investigación social
Microeconomía
Política económica de la empresa
Política económica y análisis de coyuntura
Sociología del consumo
Técnicas de investigación social. Análisis de mercados
Temas de economía aplicada


CONFIANZA O DESCONFIANZA EN LA RAZÓN

En economía, por ejemplo, el funcionamiento concreto de los procesos mercantiles se contrasta con modelos como el estacionario y el llamado de giro uniforme, cuya utilidad no deriva de reflejar lo que efectivamente sucede sino, al contrario, de ofrecer aquello que sucedería de no mediar la concreta acción humana, innovadora e imprevisible a partes iguales. Sólo esos modelos, presididos por un imaginario estado de equilibrio, pueden describirse con series de ecuaciones diferenciales, ya que en el primero la suma de pérdidas y ganancias equivale forzosamente a cero, mientras en el segundo los precios naturales o estáticos y los de mercado son forzosamente idénticos. Pero la validez alegórica de dichos modelos –a efectos de fijar la relación abstracta entre pérdidas y ganancias, precios y costes- no oculta el carácter arbitrario o convencional de su forzosamente, y mucho menos justifica reducir la economía real a leyes matemáticas.41

Con no pocas dificultades, como la formidable cantidad de álgebra embutida a quienes pretenden diplomarse en Económicas o Empresariales, este criterio ha recobrado plena vigencia en las últimas décadas. Ya no parece discutible que los procesos mercantiles son de naturaleza evolutiva, en vez de inerciales. Como intervienen seres humanos singularizados, que transitoriamente eligen a en vez de b, requiriendo por eso mismo comprensión o “teoría” en sentido estricto, el campo donde pueden regir sin riesgo las ecuaciones se retrae a sociedades de termitas y otros insectos42, consolidándose con máxima firmeza en “lo inorgánico,” a pesar de que hasta las estrellas parecen nacer y morir. Sin embargo, incluso un científico tan eminente y tan poco afecto al cientismo como Einstein –a quien debemos la última teoría cosmológica no divorciada de una noción intuitiva, realmente teórica- pone de relieve la sima que separa todavía a la física fundamental de una física evolucionista. Siendo aún relativamente joven le había escrito a su colega Born: “Usted cree en un Dios que juega a los dados, y yo en una ley y un orden completos”. Poco antes de morir escribió a un amigo: “Para nosotros, físicos convencidos, la diferencia entre pasado, presente y futuro es sólo una ilusión.”43


Difícilmente podrían suscribir ni lo uno ni lo otro un historiador, un sociólogo o un economista, y lo novedoso es que tampoco lo suscriben algunos físicos, químicos y matemáticos contemporáneos, encabezados por Prigogine y Mandelbrot. ¿No estaremos proyectando todavía modelos -como la economía de giro uniforme, cuya esencia es la perfecta identidad de hoy y mañana- sobre realidades que apenas empiezan a perfilarse? Cabe decir que semejante planteamiento representa una “estrategia orientada a la confusión,” que atenta contra la verdad científica y “contribuye a rebajar el nivel de confianza en la razón humana.”44 Y ya es llamativo que en nombre de la ciencia se insten querellas indiscernibles de las presentadas contra distintos infieles por alguna religión positiva. Pero me confieso satisfecho si mi ensayo logró minar la fe de alguien en una razón que lejos de observar y describir pretende construir y legislar. Como observa un historiador contemporáneo,

“Cualquier interpretación que pretenda describir a la ciencia como un producto contingente, diverso y a veces profundamente problemático, que ha sido construido por personas que vivían en un contexto determinado, y que tenían preocupaciones e intereses morales, será probablemente leída como si fuera una crítica de la ciencia. Se puede pensar que cualquiera que proponga este tipo de interpretación debe estar movido por un deseo de denuncia –proclamando que la ciencia no es objetiva, ni verdadera ni fiable-, o que tales interpretaciones erosionarán el respeto que la ciencia merece. A mi modo de ver, esta conclusión sería desafortunada e inexacta [...] pues lo que se critica no es la ciencia sino algunos relatos, ampliamente difundidos, que se cuentan sobre ella. Dudo mucho de que la ciencia necesite una defensa basada sobre chapuzas que se inventan para realzar su valor.”45


Seguir leyendo »»


Contabilidad Analítica
Teoría Contable para
expertos y estudiantes
www.contabilidadanalitica.com


Contabilidad Digital
Presente y futuro de la Contabilidad para contables y Empresas
www.contabilidaddigital.com


Biocontabilidad
I+D en Contabilidad 2008.
www.biocontabilidad.com


Software de Gestión
Empresa nº1 en España suministra el Software de Gestión integral más estable del mercado.
www.softwaredegestion.info


Comptabilitat
En Català el rotatiu especialitzat per Empreses
www.comptabilitat.info


Finques Pedralbes
Immobiliaries Alt Standing a Barcelona
www.finquespedralbes.com


PIS 9
Inversió Immobiliaria al Portal de Catalunya Pisos
www.pis9.com

 


· NOVEDADES LIBROS ·



 

© Copyright 2009 cienciasempresariales.com